martes , diciembre 11 2018
Home / Inmigración / Venezuela: ¿Fuga de cerebros?
ArmaTuHallaca

Venezuela: ¿Fuga de cerebros?

venezuela-fuga-talentos

Se especula sobre la cantidad de venezolanos que han emigrado, unos dicen que la cifra es cercana al millón de personas, otras que sobrepasa esa cifra y algunos conservadores

la consideran en unos niveles de 700 mil emigrantes.  Asumamos esta última cifra como el número de venezolanos que se han marchado buscando un mejor futuro. En todo caso cualquiera que sea la cifra es elevada, además que nunca se ha había visto una diáspora de esa magnitud que abandonara al país.

De esos 700 mil conciudadanos en los cuales incluimos familias, un gran número eran profesionales con un nivel cultural por encima del promedio. Las causas son variopintas: la inseguridad personal, la falta de oportunidades, la no existencia de un futuro creíble, la escasez de alimentos y medicinas y en los últimos meses, otra causa que determina esa decisión lo constituye la inflación , ya que ningún salario compensa los aumentos de precios, y menos satisfacer las aspiraciones de tener viviendas, un carro o lo básico de cualquier ciudadano.

La emigración hay que diferenciarla entre aquellos que van hacer un post grado, a trabajar con profesionales de alto nivel que desarrollan investigaciones paradigmáticas, otro, aquellos que buscan un mejor futuro, una manera de vivir mejor y lograr un mejor desarrollo profesional,  y por último; aquellos que simplemente asumen la decisión como un azar y dispuestos a realizar cualquier trabajo. El objeto de este escrito es focalizarnos en los dos primeros, ya que en ellos el país hizo una inversión y un valor agregado en conocimientos.

La realidad para no decir problema en nuestros países y en concreto Venezuela,   no es la”fuga de talentos o de cerebros”, esto es simplemente la consecuencia de un sistema educativo, científico y de desarrollo equivocado, que no ofrece estímulos para que esos venezolanos se queden en su país. Más aun, que profesionales nuestros puedan incursionar en las más prestigiosas universidades del mundo y  trabajar como ayudantes y asistentes en equipos de investigación de primera clase,  es una oportunidad enriquecedora,  ya que ellos podrían capitalizar dichos conocimientos y posteriormente a su regreso, compartir esas experiencias y crear sus propias células de investigación local.  Oppenheimer en su obra”Crear o Morir? (2015) lo denomina la” circulación de cerebros”.

Esfuerzos y experiencias la tenemos en el pasado con el plan Gran Mariscal de Ayacucho , en el cual decenas de venezolanos fueron a estudiar al exterior y muchos de ellos, hoy día, son reputados profesionales en diversas áreas  trabajando en muchos países. Quizás,  una de las fallas de aquello,  era que no había a lo interno una política de estado coherente de estímulos, incentivos  para asimilar esos jóvenes a su regreso y comenzar a cosechar el esfuerzo realizado en las diversas áreas de la ciencia pura y sociales,  pero el reto sigue planteado  más aun,  dada la cantidad de compatriotas expatriados.

Con un fin propositivo, una de las tareas urgentes por hacer y producto de un Gran Acuerdo Nacional, es un plan a largo plazo de desarrollo e investigación de las ciencias que van a determinar el futuro del mundo . La sociedad en todas sus manifestaciones gira en torno a la robótica, la telemática, la neurobiología, la tecnología, la inteligencia artificial, la medicina personalizada del futuro, las nuevas formas de organización empresarial, fomentar el emprendimiento como algo seminal y que se conviertan en grandes empresas. Quizás debemos comenzar creando islas de excelencias que luego se interconecten formando redes de conocimiento transversales.

Diseñar políticas públicas que giren en torno a oportunidades, incentivos a la investigación, al registro de patentes, a la innovación y desarrollo de productos y de servicios. Interrelacionarse con los grandes polos de desarrollo buscando integración y complementariedad en materia de investigación y algo que es básico otorgar autonomías a los investigadores públicos y privados para generar sustentabilidad a largo plazo.

Esto implica cambiar el modelo educativo desde la primaria hasta los doctorados y post doctorados. Desarrollar estímulos a los niños por la ciencia, la física, las matemáticas y biología. Motivar el estudio de estas carreras con la idea de producir una generación de científicos. Ah, y algo medular en todo esto, revolucionar el actual modelo  universitario , hoy día desgastado y populista, divorciado de la Revolución del Conocimiento.

Casualmente, el ejecutivo nacional está proponiendo un cambio curricular, su lectura deja la percepción de unos gobernantes que dirigen el país con una visión de espejo retrovisor, cultivan el discurso épico, y son incapaces de pensar e insertar un  país en el concierto de naciones desarrolladas.   Por eso la conclusión es: el problema no es la fuga de cerebros, esto es una consecuencia,  sino la ausencia de una política de Atracción Talentos .

Fuente: entorno inteligente

http://www.entornointeligente.com/articulo/8967074/VENEZUELA-Fuga-de-cerebros-o-atraccion-de-talentos-20092016

Te podría interesar

La ONU destinará 9.2 millones de dólares para ayudar a los venezolanos

De acuerdo con lo informado por Associated Press, el desbloqueo del Fondo Central para la …