Destacadas

Jacinto Convit: el hombre que inventó la vacuna contra el cáncer

Jacinto_Convit

Reconocido por desarrollar la vacuna contra la lepra, nominado al Premio Nobel de Medicina, objeto de numerosos reconocimientos en y el mundo, entre ellos el Premio Príncipe de Asturias 1.987, este ilustre científico venezolano continúa, a los 99 años, al frente del Instituto de Biomedicina, realizando valiosos aportes a la investigación.

La noticia fue la creación de una vacuna que cura el cáncer de seno, colon y estómago. Sus dotes de investigador y esa sensibilidad humana han producido, a sus largos años, la cura milagrosa de este mal.

En 2.010 se da a conocer de su mano, el desarrollo de una vacuna contra el cáncer, que es presentada luego de tres años de investigación con inmunoterapias en pacientes con riesgos de padecer esta enfermedad. La vacuna ayuda a combatir los casos oncológicos de mama, colon, estómago y cerebro.

En este aspecto, Convit explicó que cada paciente sería sometido a un tratamiento diferente, de acuerdo al tipo de circunstancia. Así, sería suministrado en el Hospital Vargas al finalizar el proceso de efectividad que aún continúa llevándose a cabo y su aplicación sería totalmente gratuita.

De acuerdo a lo explicado por el Dr. Convit, dicha vacuna se encuentra compuesta por células mutantes del paciente, las cuales poseen varios tipos de células. Para este científico, “la mutación es la que provoca la recaída más adelante en el paciente, al combinar un gramo de células cancerígenas que tan solo tiene, si acaso, el costo de 5 dólares, el paciente desarrolla una mejoría en su propio organismo por la producción de anticuerpos que destruyen las células cancerígenas”. Ahora bien, aquellos a los que se les ha suministrado la vacuna han pasado por pruebas, al punto que dijo que los resultados obtenidos en los pacientes de cáncer en el colon, estómago y seno, han evolucionado satisfactoriamente y estos asisten con una inmensa fe y en gran cantidad.

Demostrando que su actividad sólo es en beneficio de quienes lo solicitan sin pago alguno, sin que exista recompensa monetaria, dijo que solo quiere contribuir en la vida de los pacientes, impartir tratamientos. Es solo el interés de llamar a los pacientes para que asistan al Instituto y que lo más importante, es el carácter gratuito de la vacuna en el Hospital Vargas.

Sin duda se trata de uno de los tesoros universales en el campo de la Medicina, que con su ejemplo de vida dió, da y dará un camino a muchos investigadores que quieren seguir sus pasos. Son ésas personas que uno nunca quisiera que desaparecieran, por cuanto son el nutrimento esencial de una sociedad, que tanta falta hacen a la vida de hoy en día, donde la inversión de valores es la regla.

Convit rechaza que lo tilden de genio y señala que nunca ha trabajado en la medicina privada, pues su objetivo ha sido únicamente curar a la gente. Igualmente, se mostró agradecido con la propuesta de que lo postulen para el premio Nobel, aunque resaltó que su diario es su única satisfacción.

Deja tu Comentario

También te puede interesar

Instagram

Revista Venezolana Edición Febrero

Agenda de Eventos